Información sobre actividad pesquera en República Dominicana y crecimiento de actividad económica en Nicaragua

REPUBLICA DOMINICANA

Informe de la Actividad Pesquera y Condiciones Climáticas en la Zona Sur Central (San Cristóbal, Peravia, Azua, San José de Ocoa, San Juan),

Octubre 2017[1].

 

Dra. Marcia Beltré

Departamento de Regulación Pesquera

CODOPESCA

La Estación de Servicio y Administración Pesquera y Acuícola Sur Central del CODOPESCA, tiene su centro de operaciones en la ciudad de Baní, en la Región Sur de la República Dominicana y abarca las provincias de San Cristóbal, Peravia, Azua, San José de Ocoa y San Juan. En las tres primeras se desarrolla la pesca marina (ver Figura más adelante), en las dos últimas se registra la pesca de agua dulce y no han sido consideradas en este reporte. El período analizado fue desde el 01 hasta el 25 de octubre, para un tiempo efectivo de pesca de 22 días, puesto que no hay actividad los domingos.

 

La variabilidad climática de la zona se caracterizó por lluvias constantes y fuertes oleajes por más de dos semanas en la mayoría de los puntos, mientras que en Puerto Viejo (Azua) el mal tiempo persistió durante casi todo el mes. Estos eventos impidieron la salida de pesca en los puntos de desembarco de Haina y Nigua (San Cristóbal) por cuatro días (del 16-20 de octubre), y en Tortuguero, Puerto Viejo y Monte Río (Azua) por varios días. Igualmente afectaron la pesca con chinchorros de ahorque, cordel con luz y nasas langostera en Los Almendros, Matanzas y El Derrumbao (Peravia).

En total, el personal de campo realizó 93 visitas distribuidas en 11 puntos de desembarcos. Se observaron 379 (87%) embarcaciones activas y 55 (13%) inactivas por alguna u otra avería[2]. Se registró un total de 462 desembarcos con una producción observada de 16,320.92 kg.

En lo relativo a la composición de la captura, se destaca que dorados (Coryphaenidae) y atunes (Scombridae) son los que, en conjunto, registran el mayor volumen de la misma (3,502.25 kg en playas Salinas y Derrumbao (Peravia) y 1,117.75 kg en playa Palenque (San Cristóbal). El resto de la captura estuvo representada por el marlín (Istiophoridae), carites y bonitos (Scombridae), pargos, coloraos, bermejuelos y chillos (Lutjanidae), cojinúas (Carangidae), bocayates (Haemulidae) ariguas (Serranidae), loros (Scaridae) y langostas (Palinuridae).

Aunque este reporte no es un análisis de tendencia, se puede notar que el comportamiento del oleaje probablemente representa una oportunidad aprovechable para los pescadores ya que favorece un aumento de la captura de las especies pelágicas, siendo esto consistente con algunos señalamientos del IPCC, acerca de que ciertos impactos de la variación climática pudieran favorecer a la pesca de captura según latitudes[3]. Contrario a los aumentos de la temperatura de la superficie del mar, que pueden intensificar los movimientos verticales de los peces pelágicos, las variaciones de las corrientes producen oleajes que favorecen el aumento de la captura de especies como atunes y dorados.

Otra oportunidad para la actividad pesquera es la disponibilidad fuera de temporada de ciertas especies migratorias como dorados y atunes, que debido a estos cambios en los océanos pueden cambiar el patrón de la migración[4].

En los últimos años, en el país se está capturando dorado en casi todos los meses, mientras en el Pacífico el dorado ha estado ausente desde 2014[5]. Los datos aquí reportados de playas Salinas, Derrumbao y San Cristóbal podrían estar relacionados con las condiciones del clima ya que, aunque es la temporada de la corrida de estas especies, estos sitios no están muy especializados en estas pesquerías; sin embargo, las capturas han sido superiores a los años previos.

A continuación, se presenta el reporte completo en el siguiente link:

http://climapesca.org/2017/11/20/reporte-de-la-actividad-pesquera-y-condiciones-climaticas-de-republica-dominicana/

 

 

NICARAGUA

Informaciones periodísticas indican que la “Actividad económica[6] de Nicaragua creció en septiembre 2017”

De acuerdo con noticia publicada en el diario de Hoy de Nicaragua, “las actividades que registraron mayor crecimiento fueron, en ese orden, Pesca y Acuicultura (43.8%), agricultura (12.9%) y hoteles y restaurantes (8%)”.

La información agrega: “También energía y agua (7.1%), pecuario (6.7%) e intermediación financiera y servicios conexos (5.9).

 

[1] Datos del Biólogo Julio C. Tejeda, Encargado Estación de Servicios y Administración Pesquera Sur Central, Colaboración de José Infante, Enc. del Dpto. de Pesca de Captura.
[2] Ver cuadro 1 más adelante.
[3] Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, ([IPCC], 2014). Cambio climático: Informe de síntesis. Contribución de los Grupos de trabajo I, II y III al Quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático [Equipo principal de redacción, R.K. Pachauri y L.A. Meyer (eds.)]. Ginebra, Suiza.
[4] Barange, M. y Perry, R.I. 2009. Repercusiones físicas y ecológicas del cambio climático en la pesca de captura marina y continental y en la acuicultura. En K. Cochrane, C. De Young, D. Soto y T. Bahri (eds). Consecuencias del cambio climático para la pesca y la acuicultura: visión de conjunto del estado actual de los conocimientos científicos. FAO Documento Técnico de Pesca y Acuicultura, No 530. Roma, FAO. pp. 7–118.
[5] OSPESCA, 2015-16: Mesa de Pesca y Acuicultura, Foro de Aplicaciones de los Pronósticos Climáticos
[6] EFE. Sábado 18 de noviembre de 2017, El Diario de Hoy, pág. 43 Negocios.
Compartir información