Impacto de Bajas presiones. Segunda Parte

En la semana comprendida entre el 01 y el 06 de octubre, se acentuaron las bajas presiones en el Pacífico y el Caribe centroamericano, siendo el día miércoles 03 de octubre, donde se intensificaron las lluvias y el viento. El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) de El Salvador emitió avisos sobre precipitaciones, posibilidades de deslizamiento y sobre altura y velocidad de las olas, INSIVUME de Guatemala emitió recomendaciones para pescadores; por otra parte, Honduras también transmitió los pronósticos para sus zonas costeras y Nicaragua giró instrucciones para sus pescadores suspendiendo las salidas a pescar, Belice, Costa Rica, Panamá y República Dominicana hicieron lo propio con sus pescadores y acuicultores.

Prácticamente, el miércoles, jueves, viernes y sábado se suspendieron las actividades de pesca marina. Los pormenores de estos eventos fueron descritos en la nota informativa anterior, Clima Pesca, Nota Informativa Año 5, No. 40.

Uno de los aspectos destacados de esa nota fue la estimación inicial de las pérdidas por no pescar y la valoración fue de US$ 5,000,000 de dólares en los 4 países, en cinco días, sin incluir: aperos de pesca extraviados, combustible gastado, alimentación, entre otros.

Lamentablemente las bajas presiones continuaron afectando los 4 países indicados y los pescadores durante la semana comprendida entre el 07 y 13 de octubre tampoco pudieron faenar normalmente y solamente han trabajado alrededor de 3 días. Siguiendo los parámetros de la estimación inicial habrían dejado de percibir US$ 8,000,000 siempre sin incluir: aperos de pesca extraviados, combustible gastado, alimentación, entre otros-

En la acuicultura únicamente se tiene información de la muerte de alrededor de unos 35,000 peces (tilapias) cultivados en jaulas, en un cuerpo de agua continental de la región. Hay diferentes versiones del fenómeno, hasta ahora ninguna oficial.

Un tema a veces poco considerado es la ubicación de las jaulas, entre el extremo inferior de las jaulas y el piso del cuerpo de agua debe haber un espacio de al menos 3 metros, lo que permite la circulación de agua y los procesos de oxigenación.

De acuerdo a informaciones dadas a conocer por la prensa, las estimaciones de pérdidas realizadas por los propietarios de las jaulas, ronda los US$ 20,000[1], solo el valor del producto sin incluir costos asociados. Diversos especialistas recomendaron el entierro de los peces muertos, indica el medio.

El Clima Pesca al inicio de la época lluviosa informó de eventos similares en Guatemala y Panamá.

En el Caso de Guatemala, después de diferentes investigaciones realizadas por organismos competentes, determinaron que una baja de oxígeno debido al arrastre de sedimento y materia orgánica fue la que provocó la muerte de tilapias cultivadas en jaulas, sin que se presentaran casos de intoxicación.

En Panamá causas similares provocaron la muerte de peces en uno de los esteros del país.

El Clima Pesca dará a conocer, a sus lectores, los informes oficiales al respecto de este caso.

En la Sección III. Impactos sobre la pesca y la acuicultura, se describen los pronósticos para la semana actual (del 15 al 20 de octubre), es muy probable que la inestabilidad del clima persista.

 

 

[1] La Prensa Gráfica, 12 de octubre.
2018-10-16T00:13:19+00:00 octubre 16th, 2018|Actualidad y avances|0 Comments
Accesibilidad
Ir a la barra de herramientas