Nuevo estudio sobre el tiempo de desove del abadejo

USA. NOAA Fisheries[1]

Un nuevo estudio muestra cómo el clima y la pesca están cambiando el tiempo de desove del abadejo (Pollachius pollachius[2]), y cómo los cambios en el tiempo de desove podrían afectar a las pesquerías en el futuro.

El éxito de las clases anuales (Cohorte[3]) de abadejo, están en gran parte determinadas por la supervivencia de las etapas tempranas de la vida, lo que depende de las condiciones ambientales que enfrentan al momento de la reproducción.

Los científicos de NOAA Fisheries recolectan larvas de peces y el plancton de que se alimentan durante un crucero en el Golfo de Alaska.

Un nuevo estudio que utiliza una serie de datos sin precedentes de 32 años revela que el tiempo de desove del abadejo de Alaska, objetivo de la pesquería más grande de la nación, varió hasta en tres semanas en las últimas tres décadas en el Golfo de Alaska. El nuevo estudio encontró evidencia clara de que los cambios fueron impulsados ​​por el clima y la pesca.

Los cambios en el tiempo de desove tienen importantes implicaciones ecológicas y de gestión de la pesquería. El tiempo es crítico para la supervivencia de los peces recién nacidos, ya que determina las condiciones que deberán enfrentar. Muchos peces marinos, como el abadejo, se adaptan para desovar a tiempo para que su descendencia alcance el rápido incremento del plancton del que se alimenta en la primavera. Si llegan demasiado temprano, puede que no haya suficiente comida; si llegan demasiado tarde, los peces jóvenes tendrán menos tiempo para crecer y serán pequeños en comparación con sus depredadores y competidores.

Debido a que la mayoría de la mortalidad ocurre durante las primeras semanas de vida del abadejo, los cambios en el tiempo de reproducción que afectan la supervivencia de las larvas pueden afectar mucho el éxito del reclutamiento: es decir, cuántos peces estarán disponibles para la pesquería dos o tres años después.

Para monitorear y administrar de manera efectiva las poblaciones de abadejo, los administradores de la pesquería deben entender qué es lo que causa los cambios en el tiempo de reproducción. Con el calentamiento continuo de los océanos del mundo, necesitamos saber cómo las condiciones climáticas cambiantes interactúan con otros procesos, como el reclutamiento, para influir en el tiempo de desove”, dice Lauren Rogers, bióloga de NOAA Fisheries, quien dirigió el estudio. Con ese fin, el equipo de Rogers investigó cómo el tiempo de desove de los abadejos ha cambiado durante los períodos cálidos y fríos y los grandes cambios en la estructura de edades del pez, en el Golfo de Alaska.

La fortaleza de nuestro estudio es la información completa de una increíble serie de 32 años de registro de larvas; tamaño, edad y abundancia de peces, validada con datos de maduración de hembras reproductoras y combinada con estudios de procesos en el mar, además experimentos de laboratorio y lecturas de edad. Al usar estos recursos, pudimos probar los efectos del clima y la estructura de edad tanto en el tiempo medio de reproducción como en su duración, y pronosticar el tiempo de reproducción en diferentes escenarios de calentamiento y mortalidad por pesca”, dice Rogers.

 

El estudio produjo dos hallazgos principales:

  • Temperaturas más cálidas significan el desove más temprano y más largo – en un punto

El clima impulsa claramente la variación en el tiempo de desove del abadejo, las temperaturas más cálidas, llevan a un período de desove más temprano y más largo. Sin embargo, por encima de un umbral de temperatura, el aumento del calentamiento no tuvo ningún efecto adicional en el tiempo de reproducción.

Debido a que se proyecta que las temperaturas estén constantemente por encima de ese umbral con el calentamiento del Océano en curso, nuestros resultados sugieren que el tiempo de desove de los abadejos se volverá más estable en el futuro“, dice Rogers.

 

  • Hembras mayores y más grandes engendran antes y durante más tiempo

Una población de mayor edad comienza a reproducirse más temprano y durante más tiempo que una población desovante predominantemente de jóvenes, destacando la importancia de las hembras mayores.

Aquí es donde entra la pesca: la captura provoca una población más joven y más pequeña a lo largo del tiempo. En general, el aumento de la mortalidad (por cualquier motivo) reduce la edad media de una población y este efecto, se refuerza si los individuos de mayor edad son atacados a través de la captura selectiva por tamaño. Además, de los efectos directos de la captura en la estructura de edad, la pesca puede causar un cambio evolutivo por medio de seleccionar la maduración reproductiva a una edad más temprana o más pequeña.

Nuestros modelos sugieren que los cambios en la estructura de la edad del abadejo asociados con la pesca sostenible pueden cambiar la fecha media de desove a 7 días más tarde y acortar la temporada de desove en 9 días en comparación con una población no explotada, independientemente de las condiciones climáticas“, dice Rogers.

Ese cambio podría hacer que los peces jóvenes lleguen fuera de sincronía con su alimento de dos maneras: a) mediante el desacoplamiento de la llegada de las larvas de peces que se alimentan por primera vez, debido a los cambios impulsados ​​por la temperatura en la producción de plancton; y b) al reducir la ventana sobre la cual se entregan los peces jóvenes al ecosistema, lo que aumenta el riesgo de desajuste de la población con la producción de plancton.

 

Tiempo de desove y el futuro

Nuestros modelos sugieren que el cambio climático conducirá a una temporada de desove más temprana y que se estabilizará en el futuro“, dice Rogers. “Lo que no sabemos es cómo afectará la temporada de desove más temprana, la sincronía de las larvas que se alimentan por primera vez con la producción de zooplancton en la primavera“.

Rogers espera que investigaciones futuras respondan a esa pregunta. “Estamos buscando formas de evaluar el desajuste de coincidencia entre las larvas y sus presas (zooplancton), comparando la producción del plancton y las larvas de peces“. También, se espera desarrollar el modelo como una herramienta práctica de pronóstico. “Si pudiéramos usar los datos de clima y composición por edad para predecir el tiempo de reproducción con 3-4 meses de anticipación, el pronóstico se podría usar para asegurar que las investigaciones se realicen de manera óptima para que coincidan con los períodos de máxima reproducción“.

 

 

[1] 15/11/2018
[2]Es una especie de pez gadiforme de la familia Gadidae. Es similar al bacalao y normalmente mide entre 75 cm, aunque puede alcanzar los 130 cm y llegar a pesar 18 kg. Wikipedia
[3]Peces nacidos en el mismo período, normalmente dentro de un mismo año. Por ejemplo, la cohorte de 1987 se refiere a los peces de edad 0 en 1987, edad 1 en 1988 y así sucesivamente.

 

2018-11-27T22:34:37+00:00 noviembre 27th, 2018|Actualidad y avances|0 Comments
Accesibilidad
Ir a la barra de herramientas