Seguimiento de EL NIÑO

Desde noviembre de 2018, OSPESCA ha mantenido un seguimiento de las declaraciones de los diferentes Centros de Predicción el Clima, debido a que no había un reconocimiento oficial (excepto por el Centro de Predicción del Clima de Japón) sobre la presencia de El Niño, basicamente porque se mencionaba que las condiciones del océano estaban dadas para la presencia de El Niño, no asi las de la atmósfera.

Durante la semana que recién concluyó (14 de febrero de 2019) ya hubo un reconocimiento de la NOAA de la presencia de El Niño emitido a través del Centro de Predicciones Climáticas/NCEP/NWS y el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad[1].

 

En Resumen el comunicado dice: Estatus del Sistema de alerta del ENSO: Advertencia de El Niño

Sinopsis: Condiciones débiles de El Niño están presentes y se espera que continúen durante la primavera de 2019 del Hemisferio Norte (~55% de probabilidad).

Una explicación más amplia se encuentra en el Comunicado No. 1. “Se desarrollan condiciones de El Niño”; emitido por Agro Clima, CAC/SICA[2] , el 15 de febrero, 2019.

“Se encuentran presentes condiciones débiles de El Niño. La Discusión Diagnóstica emitida el 14 de febrero de 2019 por el Centro de Predicciones Climáticas de la NOAA y el Instituto Internacional de Investigación de Clima y Sociedad, indica que condiciones propias del fenómeno de El Niño se desarrollaron durante el mes de enero de 2019, de acuerdo con las temperaturas del Océano Pacifico Ecuatorial y la circulación de la atmósfera. Este episodio que se considera de intensidad débil continuaría durante marzo – mayo.

Debido a que los pronósticos tienen menos certeza durante marzo – mayo, la probabilidad de que El Niño persista más allá de estos meses es de 50% o menos. A nivel global, se señala que al ser de intensidad débil no se esperaría significativos impactos anticipados, sin embargo, no se descartan impactos en regiones específicas”.

 

COMENTARIO:

Las perspectivas expresan que será un Niño débil y de corta duración; sin embargo, Fews Net, en su perspectiva semanal, que OSPESCA reproduce semanalmente en su sección IV Oceanográfía y Meteorología expresa: “Se espera que en Centroamérica continúen condiciones secas, con lluvia principalmente deficitaria.  Lo cual contribuirá a mantener las condiciones de sequía al sur del Caribe”.

Además, en Costa Rica, por ejemplo, las precipitaciones de este período en el Caribe han sido muy deficitarias, provocando una preocupación en términos de seguridad alimentaria.

La Onda Kelvin es la que contribuye al incremento de temperatura en el mar, apenas esta emergiendo en el Pacífico Este, como se muestra en la siguiente figura.

Por estas consideraciones es importante el seguimiento al fenómeno sobre todo en la pesca y la acuicultura donde los efectos del fenómeno causan grandes impactos.

 

Please click here to access an english version: ENSO: Recent Evolution, Current Status and Predictions

 

[1] Traducción cortesía del: NWS-WFO SAN JUAN, PUERTO RICO
[2] Compartido por la Ing. Lucia Alicia Gómez Vaquerano (MAG)
2019-02-19T22:48:20+00:00 febrero 19th, 2019|Actualidad y avances|0 Comments
Accesibilidad
Ir a la barra de herramientas