Sequía en Honduras

Honduras vive emergencia, flagelada por severa sequía[1]

La Tribuna, Honduras 06/09/2019

A bordo de una maltrecha lancha de tablas, los hermanos Gutiérrez pescaron 20 kilos de tilapia en las aguas lodosas de la laguna Jucutuma, convertida en un gran charco por la sequía que ha provocado en Honduras la pérdida de cultivos y que tiene a varias ciudades sin agua potable

Las lagunas de Jucutuma, de 400 ha, y Ticamaya[2], de 317 ha, son joyas de la naturaleza que se encuentran apenas 10 km al noreste de San Pedro Sula, cerca de la costa caribeña. Pero la sequía las tiene al borde de su desaparición

Tanto Jucutuma como Ticamaya han quedado reducidos a charcos negros cubiertos por una alfombra flotante de maleza, en cuyos alrededores pastan vacas y caballos.

El jefe de Meteorología de la Comisión Permanente de Contingencia (COPECO), Francisco Argeñal, dijo a la AFP que la severa sequía agotó las fuentes de agua para consumo humano y provocó pérdidas de cosechas.

El titular de la Dirección de Ciencia y Tecnología Agropecuaria (DICTA), Guillermo Cerritos, estimó que en las áreas donde se cultiva la mayor parte del maíz de Honduras se perdió 41% de la cosecha

Argeñal explicó que el cambio climático ha hecho que el fenómeno El Niño, causante de sequías, se produzca cada dos años, cuando en décadas anteriores afectaba cada siete años.

El Niño desapareció el pasado 8 de agosto, pero la atmósfera sigue sin recuperarse de sus efectos, dijo.

Añadió que las sequías, cada vez más frecuentes y más severas, secan el manto freático, por lo que las aguas subterráneas están cada vez más profundas, haciendo más difícil que ríos, lagunas y embalses se llenen con las lluvias.

“En Centroamérica estamos en la zona más vulnerable a las sequías y los huracanes”, alertó el experto. “Con el calentamiento global también los huracanes se están volviendo más fuertes”, lamentó.

Indicó que para lo que resta del año se pronostican nueve tormentas tropicales, de las cuales seis se pueden convertir en huracanes que amenazan a Honduras.

Pronosticó que por mucho que llueva en los próximos dos meses del año, a partir del 7 de septiembre que es la fecha en que se vaticina iniciarán las lluvias, el agua siempre será insuficiente para el abastecimiento en la época seca de 2020, entre febrero y mayo. (AFP)

Por su parte OSPESCA observa que el resto de países de la región en mayor o menor grado se han visto afectados por la reducción de las lluvias durante el período mayo-agosto (septiembre aún no concluye), particularmente, las áreas incluidas en el Corredor Seco Centroamericano.

En este sentido OSPESCA trabaja con los países de la región del SICA para hacer esas evaluaciones en el sector de la Pesca y la Acuicultura.

Leer también:

Honduras, Alerta por muerte de camarón debido a las altas temperaturas[3]

La Tribuna, Honduras 04/09/2019

Agricultura perdió 23% por desastres Naturales en América Latina.

El Diario de Hoy 14 de septiembre 2019.


[1] Publicado por el Boletín de Noticias sobre Seguridad Alimentaria y Nutricional en la Región del SICA

[2] Fotografía de Laguna Ticamaya: Fuente OSPESCA, Inventario Regional de Cuerpos de agua Continentales

[3] Publicado por el Boletín de Noticias sobre Seguridad Alimentaria y Nutricional en la Región del SICA

2019-09-16T22:40:17+00:00 septiembre 16th, 2019|Actualidad y avances|0 Comments
Accesibilidad
Ir a la barra de herramientas