Sobre el XXXIX Foro de Aplicación de los Pronósticos Climáticos

El XXXIX Foro de Aplicación de los Pronósticos Climáticos a la Seguridad Alimentaria y Nutricional, se realizó el 22 de noviembre de 2019 en la ciudad de Panamá, República de Panamá.

La Perspectiva del Clima es una estimación sobre el posible comportamiento de la lluvia y la temperatura realizada con herramientas estadísticas, comparación con años análogos y análisis de los resultados de modelos globales y regionales sobre las temperaturas de la superficie del mar, los patrones de viento, presión atmosférica y la precipitación, que tienen como objetivo complementar las actividades de pronóstico que realizan los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales (SMHNs) en cada uno de los países de la región.

La perspectiva no contempla eventos extremos puntuales y de corta duración. El mapa presenta escenarios de probabilidad de la condición media en el cuatrimestre; no se refiere a las condiciones en cada uno de los meses individualmente.

Debido a lo amplio de la escala, en áreas con microclimas el comportamiento de la lluvia puede presentar variaciones respecto a lo descrito en la perspectiva, por tanto, las decisiones que se tomen basados en esta información, a nivel nacional y local, deben considerar estas singularidades.

En tal sentido, el Foro estimó las probabilidades de que la lluvia acumulada en el período de diciembre 2019 a marzo de 2020 esté en el rango Bajo de lo Normal (B), en el rango Normal (N) o en el rango Arriba de lo Normal (A).

El análisis de la pesca y la acuicultura, realizado en la Mesa, indica que en los próximos meses tendremos condiciones acentuadas de la “fase neutra” del ENOS, con “empujes fríos” recurrentes, se pueden esperar los siguientes comportamientos de las especies.

Las especies pelágicas como el dorado (Coryphaena hippurus) y los tiburones (Carcharhinus sp, Sphyrna sp) entre otros, tendrán condiciones ambientales óptimas en las aguas del Pacífico Centroamericano. Los afloramientos costeros de Papagayo y Panamá deberán aumentar los índices de productividad primaria en todo el Pacífico de Centroamérica, con el subsecuente impacto positivo sobre estas pesquerías. Se esperarían volúmenes de captura dentro de los valores normales o ligeramente superiores, asociados al enriquecimiento de las aguas superficiales.

En cuanto a las especies demersales, en la zona costera, para la pesca artesanal, las especies no sentirían el stress térmico producido por calentamiento de las aguas, y las pesquerías deberán comportarse dentro de los rangos normales con rendimientos también normales o ligeramente superiores acorde con la época del año.

La pesca artesanal puede verse afectada por malas condiciones de navegación asociadas a fuertes vientos, lo que podría producir un aumento en el número de días sin poder pescar, con la subsecuente disminución en los ingresos económicos.

En la acuicultura, las bajas temperaturas asociadas a los frentes fríos, pueden afectar negativamente los cultivos de camarones y tilapias, en lo que respecta a su alimentación y a una mayor vulnerabilidad ante la presencia de virus.

Ante estas condiciones se recomienda en el caso de la pesca deportiva e industrial la utilización de la tecnología satelital para la ubicación de zonas de pesca y de patrones migratorios.

Para el sector pesquero artesanal y ante la posibilidad de tener un aumento en los rendimientos, se recomienda evitar la captura de especímenes de baja talla. Es importante el seguimiento de la producción pesquera.

Asociados a los frentes fríos las condiciones de navegación en zonas costeras y mar abierto cambian drásticamente, por lo que se recomienda aumentar todas las medidas de seguridad durante las faenas de pesca.

En el caso de la acuicultura, se recomienda un monitoreo más frecuente de las condiciones físico-químicas de los estanques, con base a los pronunciamientos de las oficinas meteorológicas nacionales.

Dependiendo de la intensidad y frecuencia de los frentes fríos, en la medida de lo posible se sugiere la no siembra de camarones durante el mes de noviembre. De lo contrario, para aquellos que prefieren mantener una “siembra sostenida” durante este período, la recomendación es hacerlo con bajas densidades.

Para los cultivos de tilapia se sugiere una programación de siembra de tal forma que, para este período, no haya especímenes de tallas pequeñas, debido a la propensión a sufrir enfermedades o a la pérdida de peso.

Los interesados en obtener más información deberán contactar a las organizaciones encargadas de las predicciones climáticas en cada país.

2019-12-02T21:05:15+00:00 diciembre 2nd, 2019|Actualidad y avances|0 Comments
Accesibilidad
Ir a la barra de herramientas